Las contrataciones de vigilantes de playa en Andalucía vulneran los derechos de las personas con discapacidad


 

Bajo este titular FEGADI COCEMFE y su movimiento asociativo en la provincia de Cádiz se suma a la denuncia pública que Andalucía Inclusiva COCEMFE ha realizado lamentando el procedimiento que la Junta de Andalucía ha llevado a cabo para la contratación de vigilantes de playa en su plan “Playas seguras”, incumpliendo con el reglamento de contratación de personas con discapacidad y vulnerando los derechos del colectivo en nuestra Comunidad.

Después de que la Junta de Andalucía anunciase la disposición de un fondo para la contratación de 3.000 vigilantes de playas para la temporada estival de 2020, el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, especificó que se seguiría “el procedimiento de emergencia recogido en la resolución del 14 de abril de 2020 de la Dirección General de Recursos Humanos y Función Pública” en el que se establecen las bases para la selección del personal funcionario y laboral temporal en el marco de la Covid-19.

El consejero señaló que específicamente en este proceso, “se contará, en primera instancia, con los candidatos que se encuentran en las bolsas vigentes en la categoría laboral de cada provincia, y en el caso de que se agotaran y no hubiera cantidad suficiente, se hará la oferta a través de un anuncio en la web del empleado público”. Además, agregó que “la selección se va a hacer por orden de solicitudes siempre que se cumplan los requisitos de titulación y capacidad de incorporación inmediata”.

Según Andalucía Inclusiva COCEMFE, esta forma de contratación contradice frontalmente el mandato legal de reserva de contratación para personas con discapacidad recogido en la Ley 4/2017 de 25 de septiembre, de Derechos y Atención a las Personas con Discapacidad en Andalucía, pues no garantiza la reserva de cupo de contratación a personas con discapacidad puesto que no se cumple “la obligación de reservar el 10% de las plazas a personas con discapacidad” como dice la ley.

“Las personas con discapacidad están perfectamente preparadas para desempeñar esta función y la administración no puede excusarse en la situación excepcional de la COVID-19 para discriminarlas en su acceso al empleo público”, ha asegurado la entidad.

Desde FEGADI COCEMFE y sus entidades miembros en representación de más de 6.000 personas con discapacidad hace un llamamiento a la Administración Andaluza poniendo en valor el gran trabajo que se lleva desarrollando desde hace años ya no solo en la consecución de derechos tales como esa reserva, sino también potenciando fórmulas de inserción y orientación laboral que permitan al colectivo poder acceder a un empleo superando su situación de discapacidad.

Por su parte, la presidenta de Andalucía Inclusiva COCEMFE, Rocío Pérez Gómez, “espera que desde la Junta de Andalucía se recapacite y se dé marcha atrás a este procedimiento para reponer a las personas con discapacidad de sus derechos y que éstas puedan optar a las plazas de contratación pública del programa playa seguras”.

Fuente: Andalucía Inclusiva Cocemfe