La concesionaria de la Real Plaza de Toros de El Puerto discrimina a las personas con movilidad reducida.


  • En El Puerto de Santa María no hay toros para todos/as.
  • No se entiende como el empresario de la plaza de toros no garantiza la accesibilidad de las personas que han adquirido ese tipo de localidades.
  • El colectivo se queja de ser el gran olvidado, y de esta nueva discriminación.

 

 

Eran las 19:00 horas de la tarde cuando lo que iba a ser una magnífica tarde de toros, se convirtió en un mal trago y la imposibilidad de poder disfrutar del espectáculo.  Y es que para sorpresa de las personas que habían adquirido entradas específicas para personas con movilidad reducida  se les indicó que no funcionaba el ascensor. Es importante destacar que el  empresario conocía la venta de éstas de manera anticipada.

 

Algunos trabajadores de Reyma, indicaron que no había  ascensor y no se podía subir,  les comunicaron que iban  a empezar a subir gente a la planta primera, donde se ubicarían todas las sillas de ruedas, (de primer y segundo anfiteatro) dejando para la segunda planta a los acompañante Y

 

Imagínense lo que es para una persona, muchas de ellas de avanzada edad, que se le indique que se queda en primera planta y su acompañante en segunda. ¿Alguien se ha planteado que vaya a pasar un rato de ocio y se le obligue a separarse de su acompañante?

 

Y es que de  esta forma no se puede salir del paso, indican desde la Gaviota, eran las 19:50  sólo se había subido a una persona y quedaban mucha gente por hacerlo.

 

Las quejas que han llegado hasta la Asociación hablan de lo “vergonzoso y del trato recibido”. Sin que nadie con responsabilidad diera la cara, tan solo  los trabajadores de la mencionada  empresa se afanaban en subir por unas peligrosísimas escaleras a los “heroicos” que accedían a ser llevados en tan peligrosa travesía.

 

Resulta vergonzoso lo que ha pasado  y es que a pesar de que tenemos unas leyes avanzadas en materia de eliminación de barreras, poco se ha adelantado ante la falta de sensibilidad y la incompetencia de muchos.

 

La Asociación La Gaviota, ha solicitado reunión urgente con el Sr. Alcalde, Germán Beardo  y el Concejal de Plaza de Toros, Álvaro González, al objeto de que esta situación no vuelva a repetirse en los próximos festejos.

 

Y es que desde la Gaviota no entienden como la Empresa concesionaria se permite el lujo de organizar un espectáculo sin garantizar la accesibilidad de personas con movilidad reducida, que han adquirido sus localidades.

 

Por otro lado, la Asociación La Gaviota, ha reclamado ante el Ayuntamiento que cuando se eliminen aparcamientos reservados éstos se habiliten en otro lugar.  Y es que la instalación de la Carpa junto  a la plaza de toros se “ha llevado por delante” tres plazas de aparcamiento.  Desde La Gaviota insisten que estas actuaciones deben planificarse y que cualquier actuación, como marca la ley, debe ajustarse a la normativa de accesibilidad, que parece la gran olvidada.

 

LA GAVIOTA es miembro de FEGADI COCEMFE